Los animales de Alejandro Magno


El caballo de Alejandro Magno Bucéfalo y el perro de Alejandro Magno Péritas


Los animales han acompañado al ser humano durante toda su historia. Son muchos los personajes históricos que han pasado a la historia junto a sus mascotas y Alejandro Magno no es una excepción. Cuando pensamos en el rey macedonio, es muy probable que la imagen que se nos venga a la cabeza sea de él a lomos de un imponente caballo negro, este caballo es Bucéfalo. Su nombre significa en griego "cabeza de buey", apodo que posiblemente recibió por la forma de su cabeza, donde además resplandecía una mancha blanca en forma de estrella. Según nos cuenta Plutarco, un hombre procedente de Tesalia, región conocida por sus caballos, quiso venderle el animal a Filipo por 13 talentos. Cuando fueron a probar el animal, nadie era capaz de montarlo, pues resultaba ser salvaje y hosco, sin embargo, Alejandro insistió ante su padre en probar él y pagar su precio. Tras intentar montarlo, lo consiguió sin apenas dificultad. 

Bucéfalo acompañó a su amo durante toda su campaña en Asia, participando siempre en batalla. La muerte la encontraría a los 30 años tras la batalla del Hidaspes, posiblemente de agotamiento y debido a su vieja edad. En el lugar de su muerte, en el año 326 a. C., Alejandro fundó en la ribera occidental del río una ciudad llamada Alejandría Bucéfala, en honor a su caballo. Este fue enterrado en el centro de la ciudad, la cual no duraría más de un siglo. Pero esta no fué la única ciudad que Alejandro fundó en honor a un animal suyo. 

Aunque desconocemos el nombre, sabemos de la existencia de una ciudad fundada en honor a Péritas, un perro. Son varias las historias que nos han llegado sobre él, aunque muchas parecen más bien leyendas, como cuando se enfrentó a un león y a continuación un elefante, venciendo a ambos. Según Plinio el Viejo, Péritas fue un regalo de su tío Alejandro I de Épiro, y aunque no se conoce la raza, se apunta a que fuese un moloso. La muerte de éste llegó durante el asedio a una ciudad, donde cayó protegiendo a Alejandro, a quien puede que salvara la vida en esa batalla. Ambos animales demostraron ser parecidos a su dueño en cuanto a carácter y valentía. Animales a los que el rey macedonio quiso inmortalizar fundando y nombrando dos ciudades en honor. Animales cuyos nombres siempre estarán en los libros de historia, Bucéfalo y Péritas.

Fuentes:

-Vidas paralelas, (Plutarco)


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares