Veni, vidi, vici

 


Ilustración superior de Andrey Karashchuk


"Veni, vidi, vici" es una frase muy conocida que todos hemos oído al menos una vez, pero…¿cúal es su origen?.  En el siglo I a. C., aprovechando la guerra civil que sufría Roma, el rey de Ponto Farnaces II, invadió los territorios romanos fronterizos a su reino. Julio César, quien acababa de vencer en Egipto, partió enseguida con el objetivo de acabar con su rival. Teniendo en cuenta la mala situación que había en Roma, César quería acabar con su campaña asiática lo más pronto posible, pues Roma le reclamaba, y así fue. Tras 5 días de campaña, César acabaría con la guerra tras vencer en la batalla de Zela (47 a. C.)  y ser asesinado Farnaces II. 

Fue tan rápida y contundente la victoria que Plutarco menciona que César dijo: "Veni, vidi, vici", cuyo significado es "Vine, ví y vencí". Con esta frase quería simbolizar lo fácil que fue para él acabar con esa guerra que ponía en peligro a Roma. 

Era costumbre que al realizar el triunfo correspondiente a la victoria, se exhibiese al líder enemigo como prisionero. Sin embargo, Farnaces II había muerto en combate, y no podía llevarlo en su desfile triunfal por Roma, por lo que lo sustituyó por un cartel donde estaba escrito el "Veni, vidi, vici". La grandeza de César en una sola frase, un juego de palabras con una sencilla historia que curiosamente sobrevivirá al paso del tiempo, siendo conocida por todos hoy en día.



Sestercio romano con la frase "Veni, vidi, vici"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares