Película Gladiator

 


Que Gladiator es una gran película es algo que todos sabemos, pero al igual que muchas grandes producciones de Hollywood, tiene numerosos errores históricos. La finalidad de esta publicación no es criticar la película, si no aprender historia a partir de ella y señalar aquello que no debemos de “creernos” de ella.


Al principio de la película, ocurre un hecho clave en la trama. El emperador Marco Aurelio es asesinado por su hijo Cómodo, sin embargo, murió por viruela. Tampoco es cierto que nombrara heredero a Máximo y no a su hijo, el cual en realidad fue nombrado heredero nada más nacer. Además la relación entre padre e hijo era muy buena. Cómodo además reinó tres años junto a Marco Aurelio y doce en solitario, más tiempo que el corto período que parece narrar la película. Algo cierto es que Cómodo combatió como gladiador en el Coliseo, un espectáculo que le encantaba y se le daba muy bien. Siempre ganó sus combates en la arena y ningún gladiador fue capaz de derrotarlo en combate, llegando a registrarse más de 700 combates con Cómodo presente, aunque se debe decir que era probable que combatiera con mejores armas que las que usaban los gladiadores. El emperador acabó sus días estrangulado en la bañera por el luchador Narciso, no en la arena de combate como aparece en la película. En cuanto al protagonista, Máximo, es un personaje totalmente ficticio, algo entendible ya que hablamos de una película. Debemos añadir también que no está basado en ningún personaje real.







Cómodo en combate, comparación de la película con una ilustración de Milek Jakubiec



La mayoría de la película gira en torno a la gladiatura, pero esta no tiene nada que ver con cómo la vemos en la película. Debemos tener en cuenta que era un deporte y si, moría gente, pero muy poca comparado con los combates a muerte que podemos ver. La película no refleja para nada el mundo real de los gladiadores. Recordemos que había distintos tipos de gladiadores, el secutor, el tracio, el murmillo, reciario...etc, y ninguno aparece en la película. Otro dato es que el famoso casco que porta el protagonista está totalmente inventado y no se asemeja ni de lejos a los que se llegaron a utilizar en la arena, al igual que el resto de cascos que podemos ver. 






Comparación de un combate de gladiadores. Podemos ver a los combatientes con sus respectivos armamentos según el tipo de gladiador que son y controlados por un árbitro, el summa rudis. Ilustración de Peter Connolly.





Vayámonos ahora con los “fallos visuales” y secundarios que tiene la película. Esta comienza con una batalla contra tribus germanas la cual contiene numerosos errores. Para empezar los legionarios llevan una vestimenta muy similar a la real pero con muchos fallos, destacando el casco que usan y que lleven el gladius a la izquierda y no a la derecha. También la caballería es totalmente errónea, sólo aciertan en el uso de escudos ovalados. Al igual que los soldados romanos, los germanos dejan mucho que desar. Un detalle menos importante pero que debemos mencionar, es el uso de catapultas en la batalla. Estas, al igual que las demás armas de asedio que aparecen en la película, nunca eran usadas en una batalla campal, solo en el caso de asedios. 



Recreación histórica del legionario romano e imágenes de la película. Vemos claramente lo diferente que son los cascos


Comparación de la caballería en la realidad y en la película


Por otro lado, se puede ver en los estandartes la legión Felix III. Esta legión nunca existió o al menos no hay ninguna evidencia de que ninguna legión tuviese ese nombre. A pesar de todo lo mencionado, no podemos olvidar el uniforme que utilizan los pretorianos. La guardia pretoriana en batalla iba igual que el resto de legionarios, diferenciándose sólo por los escudos, llevando unos ovalados y no rectangulares, y por otros pequeños detalles. En la película, aparecen con toda la armadura metálica de color negro, cascos rarísimos con penachos morados, y capas moradas. Además de otros errores menores. Como vemos podríamos decir que están totalmente inventados, a parte de que el púrpura era un tinte exclusivo de emperadores y de gente de muy alta clase y adinerada. Es entendible que cambien cosas para que la película resulte más atractiva visualmente, pero se podría hacer perfectamente respetando lo correctamente histórico en todo momento, y no inventandose al completo al pretoriano romano.


Diferencias del pretoriano en la película y en la vida real.


Otros errores menos importantes que podemos encontrar en la película son los siguientes:

-El nombre Máximo Décimo Meridio no es correcto. Lo correcto sería usar Décimo

- Meridio Máximo, pues Máximo es el cognomen y Décimo el praenomen.

-En la película se afirma que Marco Aurelio prohibió las luchas de gladiadores en Roma pero el auténtico emperador tan solo prohibió los combates de gladiadores en Antioquía.

-En la primera imagen panorámica de la antigua ciudad se observan varios edificios que no existían en esa época. 

Son mucho más los errores que encontramos, como por ejemplo en el uso del latín. Sin embargo, no vamos a entrar en más detalles. Como hemos dicho al principio, más que criticar queremos utilizar esto para aprender, pues toda crítica carece de sentido si no es utilizada para el aprendizaje.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares