Las otras batallas de las Termópilas

 

300. Batalla de las termópilas. WII.
´
Ilustración superior de John Shumate

El famoso paso de las Termópilas ha pasado a la historia gracias a la batalla ocurrida entre griegos y persas en el año 480 a.C. Sin embargo, este desfiladero ha sido testigo de más de una batalla a lo largo de la historia. Su localización clave en el paso hacia el sur de Grecia y su valor estratégico al ser fácilmente defendible, han hecho que sean muchos los ejércitos que lo han utilizado durante conflictos y guerras. A continuación hablaremos de las grandes batallas ocurridas allí además de la ya nombrada. 

En el año 353 a. C., un pequeño ejército de griegos detenía el avance del poderoso Filipo II junto a su ejército durante la conocida como la tercera guerra sagrada. De nuevo en el 279 a. C., un pequeño ejército griego se enfrentaría a un invasor, esta vez a los galos comandados por Breno, consiguiendo detenerlos varios meses, aunque esta vez  la victoria sería para los invasores. La poderosa Roma, protagonista en la mayoría de enfrentamientos de la antigüedad, no podía faltar. En el año 191 a. C., los seléucidas y su rey Antíoco III el Grande, intentaron inútilmente detener el paso de los romanos. Una vez más, los defensores eran derrotados. No tendrían el mismo destino los griegos que en 1821, durante la guerra de independencia, emboscaron a 8.000 turcos cerca del desfiladero de las Termópilas, provocando su retirada. 



La última gran batalla de la que hablaremos, sería la ocurrida en 1941, cuando australianos y neozelandeses detuvieron a los alemanes lo suficiente para permitir la evacuación de la fuerza expedicionaria británica a Creta. Fue conocido también como la batalla de las Termópilas, probablemente porque de toda la región de Ftiótide, este sería el único lugar del que conocían bien el nombre tanto alemanes como aliados, pero ocurrió en toda la región y no solo en el paso.


El paso de las Termópilas será siempre recordado por los 300 espartanos, pero no podemos olvidar no solo a los demás griegos que dieron allí su vida junto a los lacedemonios, sino también a todos aquellos que a lo largo de la historia lucharon por un motivo o por otro; defender a sus familias, en busca de grandes conquistas, de la independencia, o incluso de acabar con la Alemania nazi.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares