El origen de Halloween

 

Es bien conocido por todos que su origen más lejano se remonta al Samhain, la festividad celta. Y aunque esto es cierto, el significado de esta fiesta es muy distinto al que hoy en día tiene Halloween.

Halloween, celebrado por muchos y conocido por muchos más. Hoy en día se ha convertido en una de las festividades con más importancia, pero, aunque su origen se remonta hasta hace más de dos mil años, debemos entender esta festividad como la evolución y unión de muchas otras. Es bien conocido por todos que su origen más lejano se remonta al Samhain, la festividad celta. Y aunque esto es cierto, el significado de esta fiesta es muy distinto al que hoy en día tiene Halloween.
Para los celtas, el lugar de los espíritus era un lugar de felicidad perfecta en la que no había hambre ni dolor. Ellos celebraban esta fiesta con ritos en los cuales los druidas, se comunicaban con sus antepasados en espera de ser guiados en esta vida hacia la inmortal. Se dice que los "espíritus" de los ancestros llegaban en esa fecha a visitar sus antiguos hogares. Algo diferente al sentido actual de Halloween. Sin embargo, si encontramos mucha similitud con la fiesta romana llamada Lemuria. Durante esta, los romanos realizaban ritos para exorcizar a los malévolos y temerosos fantasmas de los muertos de sus hogares. Seguramente, al igual que Samhain, esta fiesta se cristianizó y se mezcló con el Día de Todos los Santos, al igual que pasó con muchas otras festividades romanas, que también se cristianizaron cuando se declaró el cristianismo religión oficial.


Mosaico de un esqueleto (Museo arqueológico de Nápoles)

No podemos olvidar en esta unión otras festividades de origen pagano que influyeron en este día, como Walpurgisnacht, la noche de las brujas, la cual hoy se sigue celebrando, aunque de forma muy distinta. En América por ejemplo, la forma de celebrar Halloween se ve influenciada por las tradiciones precolombinas y su relación con los espíritus y los muertos. 

Desde la antigüedad hemos visto cómo distintos pueblos y culturas muy diferentes han dedicado gran atención al mundo de los muertos. Hoy en día, aunque de forma diferente, siguen existiendo esas creencias y ese interés por los espíritus y por los muertos. Y es que hay algo que nos caracteriza como seres humanos, algo que nos influye en nuestra forma de ser y de actuar, algo que por mucho que no queramos, siempre estará ahí. El miedo a la muerte.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares