Cleopatra VII, la última faraona

 

Julio César y Cleopatra. Egipto. Cleopatra VII.


Pocas son las personas que no conocen a Cleopatra. Si hiciésemos una lista con las mujeres más conocidas de la historia, la reina egipcia ocuparía sin duda uno de los primeros puestos. Cleopatra VII Thea Filopátor, nacida en el 69 a. C., era descendiente de Ptolomeo, general macedonio de Alejandro Magno que tras la muerte de éste, se quedó con Egipto fundando la dinastía ptolemaica. Su nombre procede del griego Kleopátrā, que significa "gloria de su padre". Hija de Ptolomeo XII y Cleopatra V, heredó el trono de Egipto a la edad de 17 años, junto a su hermano Ptolomeo XIII, con quien tuvo que contraer matrimonio. Los comienzos de su reino fueron bastante complejos.



Julio César y Cleopatra. Egipto. Cleopatra VII.

Busto y reconstrucción de cómo sería físicamente Cleopatra, hecha por Sally-Ann Ashton

Tras varios enfrentamientos con Ptolomeo, tuvo que huir tras ser descubiertas sus intenciones de asesinarlo. Comenzó así una guerra civil en Egipto. Todo cambió cuando el dictador romano Julio César llegó al país del Nilo. Ptolomeo XIII, para ganarse el apoyo de César, asesinó y decapitó a Pompeyo, su rival. Para su sorpresa, esto tuvo el efecto contrario, ya que provocó la ira del dictador romano. El historiador romano Dion Casio, nos cuenta que Cleopatra se presentó ante César envuelta en una sábana y vestida de forma muy hermosa, y lo cautivó con su ingenio.


Finalmente y tras varios acontecimientos, estallaron los conflictos entre César y Ptolomeo XIII, siendo este último derrotado. Tras su muerte ahogado en el Nilo mientras huía de Alejandría, Cleopatra recuperó su trono y comenzó un romance, posiblemente por simple interés político, con César, naciendo supuestamente de esa unión Cesarión. César nunca lo aceptó públicamente como su hijo, mientras que la reina egipcia lo declaró oficialmente en numerosas veces como hijo del romano.


Julio César y Cleopatra. Egipto. Cleopatra VII.

Cleopatra (imagen de la serie Roma de HBO)

Tras el asesinato de César en el 44 a. C., Cleopatra envenenó a su nuevo corregente y hermano Ptolomeo XIV, y declaró ahora corregente a Cesarión. Tres años después, se produjo una reunión entre Marco Antonio y Cleopatra, naciendo de eso encuentro una relación entre ambos, la cual dio lugar al nacimiento de tres hijos. Se desconoce si ambos romances, con César y Marco Antonio, fueron solo por interés político o no, pero sí es cierto que gracias a ello Cleopatra consiguió mantenerse en el trono egipcio.


La muerte de Cleopatra llegaría tras perder junto a Marco Antonio en la batalla de Accio, dentro de la guerra civil romana contra Octavio. En una situación desesperada, Marco Antonio se quitó la vida, y de igual manera hizo Cleopatra al enterarse que sería llevada a Roma en forma de triunfo. Parece ser que se inyectó veneno mediante algún tipo de aguja, así los dicen las fuentes de la época, y no mediante una serpiente como afirma la leyenda popular. Cleopatra VII, pasó de esta forma a la historia convirtiéndose en la última reina del Egipto faraónico, el cual se convertiría en provincia romana desde entonces. 


Si bien se dice que Cleopatra destacaba por su belleza, eso no es cierto. Los historiadores de la época hablan de ella como una mujer seductora, con una gran habilidad para conquistar, pero en ningún momento se nos habla de atractivo físico. Por otro lado, era una mujer bastante culta. Tenía conocimientos de distintas ciencias como la astronomía o la medicina, y aprendió el egipcio, idioma que ningún gobernante de la dinastía ptolemaico aprendió. Esta es la historia de Cleopatra VII Thea Filopátor, la última reina de Egipto.



Entradas relacionadas:





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares